Soñar despierto

La noche previa a intentar la cumbre del Aconcagua fue increíble. El cielo estaba plagado de estrellas y el brazo de la vía láctea, bajaba entre medio de la gran canaleta, esa que horas más tarde, subiríamos dando todas nuestras fuerzas para tocar el techo de nuestro continente.

Así, a 5930 m.s.n.m en el refugio Berlín, esperamos que se dieran las tres de la mañana para comenzar nuestro camino hacía la cumbre que habíamos planificado durante ocho meses.

Durante toda la noche no pude dormir, los efectos de la altura se hacían sentir con fuerza. Decidí abrir mi carpa para distraerme y pasar el tiempo. Ahí estaba, esperándome,  el cielo más estrellado que he visto en mi vida. Parecía que no solo íbamos al techo de América, sino que también, muy cerca de las estrellas, como siempre soñé.

_mg_6617-2

2 comments on “Soñar despierto
  1. Lidia Carvajal dice:

    Gracias por poner alas a los sueños !!!! Fantástica descripción de tu vivencia

  2. Lidia Carvajal dice:

    Si logro sacar una foto como esa, la haré un póster y la pondré en mi pieza ( soñare cada noche con las estrellas , y extrañare la media luna andina .. … que a escondidas permitió verlas …. )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *