Lanco Team

13029495_10207779824948175_695928680679460983_o
Durante una semana no lo pasamos bien en el campamento base del Aconcagua. Las condiciones meteorológicas eran desfavorables, lo que hacía peligrar nuestros planes de cumbre. Debíamos pelear constantemente contra la incertidumbre y la ansiedad. Los días parecían eternos y las expediciones que nos acompañaban, una a una, iban abandonando el campamento al ver que las condiciones climáticas no mejorarían.
Como pasamos tanto tiempo en el mismo lugar, hicimos amigos.
En esta fotografía estamos con los trabajadores de Lanco, los que nos invitaron a comer dentro de la carpa galpón, al ver que estábamos pasando frío en la carpa comedor. No solo nos dieron un buen refugio en la última noche que pasamos allí antes de la cumbre, sino que nos invitaron a comer con ellos.
El momento fue ideal para subir con más ganas al día siguiente, comimos pizzas caseras y nos reímos con cada chiste e intervención de nuestros amigos argentinos.
La cumbre también se la debemos a ellos.
Topo, Javier, Efe y el Facha

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *