Fuego en el cielo

Pasamos una tormenta horrible rumbo a nido de cóndores. El viento blanco hacía desaparecer el camino rápidamente, a ratos no veía a mi compañero de cordada. Sabíamos que no podíamos retroceder, la meta era llegar al siguiente campamento, porque según los informes del NOAA, vendría la ansiada ventana de buen tiempo.
Todo se llenó de nieve, armamos la carpa como pudimos y nos refugiamos en su interior.
Pasamos unas horas dentro de la carpa, no comimos, solo queríamos estar abrigados para soportar la tormenta.
Justo antes del atardecer, una luz apareció en el horizonte, la tormenta había pasado, teníamos el pase para seguir subiendo al día siguiente.

No saben el alivio que sentimos desde ese momento.

Viernes 29 de enero de 2016

12640340_10207171882629997_5286819625708719324_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *