Estoy en Jasper

10468214_10203934570939228_4495966470895630405_o

Cuando llegué a Jasper no hubo emoción, ni siquiera un letrero claro de bienvenida. El último que había visto se encontraba a 2km de la ciudad, por lo que todo lo que había imaginado de mi llegada triunfante a la meta, quedó sólo en la imaginación.

Había llegado a mi objetivo, al lugar en donde la fauna se apodera del lugar, en donde la primera noche me había cruzado con un alce mientras regresaba a mi carpa.

Jasper es diferente a lo que había visto, y lo digo porque debo reconocer mi fascinación con Banff. Ese lugar si que es increíble, en cambio a Jasper le tuve que dar una oportunidad.

Cada noche es un desafío, el otoño canadiense es frío y no traje todo mi equipo para resistir bien. Muchas noches siento frío y cada día invento algo nuevo para no perder calor. Lo último que hice fue poner diario en mi saco y funcionó bastante bien.

Hoy hice mi primer circuito de mountain bike aquí y fue increíble. Creo que en eso Jasper es muy bueno.

Recorrí 10km junto al río Athabasca y llegué a Maligne canyon. Hoy el sol se dignó a aparecer y me regaló algunas postales.

La que comparto ahora la saqué en uno de los tantos lagos alrededor de Jasper, y que puedes encontrar mientras viajas en tu bicicleta.

A veces no sabes donde realmente está el cielo…

Jasper
Domingo 12 de octubre 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *