A la cumbre de América

Hace unos meses, Bruno, me invitó a integrar una expedición a la cima de América.

Yo venía llegando de una experiencia en solitario por Canadá, y tenía el anhelo de tomar un nuevo desafío. Solo que esta vez, sería en equipo, algo que siempre he valorado, sobre todo por la cantidad de aprendizajes que se obtienen al compartir una expedición.

El montañismo para mí, es una experiencia espiritual. Nunca he estado más en silencio que cuando camino por los cerros. He pasado horas sin pronunciar una palabra, mientras que por mi mente, pasa mi vida completa. Caminando he recordado muchas anécdotas, he revisado muchos de mis errores y me he preguntado cómo podría actuar mejor en el futuro. La aventura me ha transformado en alguien mucho más reflexivo, quizás por esa razón, los introvertidos calzan tan bien en estas actividades.

Lo que se viene ahora, es el siguiente paso para seguir creciendo.

Subir la montaña más alta de América me motiva, me pone una meta que alcanzar, y también me inspira a contar una historia, de la cual, cualquier persona podría ser la protagonista.

“A la cumbre de América” es mi proyecto audiovisual más ambicioso hasta ahora. No solo porque pretendo documentar la aventura de subir al Aconcagua, sino que también, porque quiero demostrar que es posible lograr lo que anhelas con la ayuda de las personas que creen en lo que haces, y poniendo todo tu esfuerzo e ideas para llegar tan lejos como sea posible.

Cristian Urbina

13691124_10208386658198627_6574270172014604425_o-1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *